jueves, septiembre 16, 2021
spot_img

Novedades

6 HÁBITOS MATUTINOS: ACCIONES PARA INICIAR TU DÍA CON PROPÓSITO

Las pequeñas acciones que se realizan durante las primeras horas de la mañana tienen un impacto muy positivo en el resto del día, permitiéndote empezar con buena actitud. Lo interesante, es que estas costumbres no requieren de mayor esfuerzo, pues hacen parte de las actividades diarias, por ejemplo, organizar la cama o alistarte para ir al trabajo; asimismo, recomiendan disfrutar un momento de reflexión y agradecimiento, tratando de no distraerte. A medida que dichas tareas se van incorporando, la vida va tomando un mejor rumbo, facilitándote vivir los días con propósito hasta obtener equilibrio y armonía. A continuación, La Revista Enfoque te presenta 6 hábitos perfectos, si deseas iniciar todas las jornadas positivamente.

ORGANIZA TU CAMA. Ejecutar dicha labor, muy seguramente, no demandará más de cinco minutos y dejará la sensación de haber cumplido satisfactoriamente la primera tarea del día.La mayoría de las personas exitosas en el mundo, coinciden en que tender la cama al levantarse, marca un precedente para la materialización de proyectos grandes. También, esta forma de organización permite que, al regresar a casa, luego de una extenuante jornada de trabajo, logres pensar en lo positivo que puede llegar a ser el mañana.

AGRADECE. La gratitud es ideal para mantener un estado de ánimo alegre, siendo muestra de la satisfacción experimentada hacia la vida. Otra forma de empezar el día con propósito puede ser tener pensamientos y afirmaciones positivas;a su vez, sonreír representa una excelente estrategia para liberar dopamina y endorfinas, contribuyendo a mejorar el sistema inmunológico. Recuerda la frase célebre del Dalái Lama: “Cada día, cuando te despiertespiensa: hoy me siento afortunado de estar vivo, tengo una preciosa vida humana, no voy a desperdiciarla”.

MUEVE TU CUERPO. Muchas personas realizan rutinas de yoga o ejercicio apenas se levantan de la cama, pero, si esto no es lo tuyo, puedes hacer estiramientos suaves que le ayuden a tu cuerpo a mejorar la circulación y oxigenación de la sangre, luego de haber estado inactivo por algunas horas. Consecuentemente, la movilidad física siempre está asociada a mantener una buena salud mental, lo que conlleva a tener una excelente preparación para todos los retos que se presentan durante el día.

NO MIRES TU CELULAR. Es uno de los hábitos más complicados, sobre todo, cuando esta herramienta se ha convertido en una aliada para aquellas personas que utilizan la alarma, lo que significa una tentación. Es importante saber poner límites en dicho aspecto, pues revisar el teléfono al levantarte representa leer notificaciones, correos, mensajes, entre otros, lo cual constituye una fuente de estrés, logrando anular el estado de relajación en el que se encuentra la mente y el cuerpo al momento de despertarte.

AUTOCUIDADO. Cuidar el físico es un reflejo de autoestima y, por ende, de bienestar personal. Es recomendable que al iniciar la mañana tomes una buena ducha, arregles tu cabello, preserves y nutras la piel; en el caso de las mujeres, puedes aplicar maquillaje y, sobre todo, vestirte para transmitir una impresión e imagen positiva. Planea la noche anterior, si es posible, cuál será el atuendo del día siguiente, esto te ayudará a optimizar el tiempo y alistarte de manera más calmada.

SIGUE UN PASO A PASO. Este hábito engloba todos los pasos mencionados anteriormente, pues se trata de empezar a ser conscientes de lo importante que es organizar una rutina en la cual realices pequeñas acciones, a fin de iniciar tu día de la mejor forma posible. Seguir un listado en el que incluyas el arreglo de la cama, la dedicación al cuidado personal, meditación, entre otros, será más sencillo para entrenar la mente y ejecutar las tareas de manera automática, obteniendo como resultado una vida con propósito.

close
Suscríbete a nuestra revista y haz parte de la creciente comunidad de Enfoque Lifestyle!

Latest Posts

Para leer

× ¡Contáctanos!