domingo, mayo 22, 2022
spot_img

Novedades

AGOTAMIENTO EMOCIONAL: TIPS PARA NO DEJARSE CONSUMIR POR ESTA AFECCIÓN

Durante los últimos dos años, el mundo entró en una época de incertidumbre, donde las personas tuvieron que cumplir la cuarentena, transformando drásticamente sus rutinas: trabajo y/o estudio virtual, permanecer en casa, algunos con problemas de salud a causa del virus; inestabilidad, respecto al futuro y saturación de información. A raíz de eso, otra enfermedad emergió paralelamente: agotamiento emocional, un estado de agobio surgido del esfuerzo psíquico, al aceptar conflictos, autoexigirse, involucrarse en circunstancias con cambios bruscos de sentimientos; por ejemplo, vivir solo, mudarse de ciudad, conocer nuevas amistades, inseguridades sobre volver a la presencialidad, entre otras situaciones caracterizadas por dudas e indecisiones.

Según el artículo ‘Fortalecimiento de las respuestas de salud mental al COVID-19 en las Américas: análisis y recomendaciones de políticas de salud’, hecho por investigadores de la OMS, en Estados Unidos la tasa de ansiedad aumentó un 37% y la depresión, 30%, a finales del 2020. Teniendo en cuenta el incremento de este fenómeno, es necesario conocer la sintomatología de quien padece agotamiento emocional, con el fin de hacer una intervención oportuna y prevenir consecuencias graves en la cotidianidad de la persona. El cansancio físico, dificultades al dormir, falta de motivación, distanciamiento afectivo, olvidos frecuentes y negación, son señales de tal afección. Sin embargo, hay formas de mitigar o evitar los efectos del esfuerzo psíquico y, desde La Revista Enfoque, te damos nueve opciones para que día a día busques superar dicha problemática.

ACEPTO MIS SENTIMIENTOS. A veces, podemos ser nuestro peor enemigo al culparnos por tener sentimientos, aparentemente, negativos; lo anterior, produce inconformidad, a causa de niveles elevados de autoexigencia. Una forma de sobrellevarlo es aceptar las emociones, entendiendo que estar mal no representa un problema; al contrario, es de valientes abrazar nuestras caídas y aprender a no definirse por una etapa de desmotivación, ese será el primer paso para mantenerse en paz.

ERES EL PRIMER LUGAR. No poner límites a aspectos externos nos sobrecarga emocionalmente, porque cedemos ante opiniones, decisiones o gustos que los demás ejercen sobre nosotros, perdiendo el sentido de lo que queremos; por ello, colocarse en primer lugar es primordial. ¿Cómo lograrlo?, teniendo momentos de introspección y siempre elegir acorde a los deseos propios. En este apartado es importante aclarar que no se trata de ser egoísta, ni poco empático, sino de aprender a priorizarse.

REPOSO PSICOLÓGICO. Actualmente, las noticias negativas como fallecimientos, efectos secundarios de las vacunas, desequilibrio económico, entre otras, son tendencia diariamente en medios de comunicación e Internet. Lo anterior, provoca saturación psicológica con sentimientos de preocupación o angustia; por tanto, ponerle pausa a la investigación constante de este tipo de información y tener pequeños momentos de desconexión con el mundo, ayudaría a mitigar el estrés, brindando un poco de tranquilidad.

LO BUENO ES LO IMPORTANTE. Concentrarse en las malas experiencias nos afecta emocionalmente; debido a ello, cuando las cosas no marchan bien, lo mejor sería centrarse en lo positivo, en virtud de no dejarse consumir por los pensamientos negativos. A modo de ejemplo, está establecer metas realistas, haciendo a un lado los objetivos fantasiosos que pueden decepcionar; en ese sentido, enfocándonos en los acontecimientos buenos, conseguiremos motivos de esperanza para salir de situaciones agobiantes.

EJERCICIO PARA EL CUERPO Y LA MENTE. Cuando se hace ejercicio físico, se genera dopamina, noradrenalina y serotonina, neurotransmisores eficaces al controlar los niveles de ansiedad, miedo, angustia o estado de ánimo en general; teniendo en cuenta que estos son detonantes del agotamiento emocional, producir dichas hormonas contribuye al mejoramiento de la problemática. Para ejercitar la mente, resulta importante meditar, porque aporta serenidad, reduce el estrés, fortalece la calidad del sueño y permite liberar tensiones.

HAZ DE LA MÚSICA TU MEJOR ALIADO. Escuchar música es esa acción cotidiana que, ante el pensamiento común, no tiene trascendencia; sin embargo, puede marcar un cambio en el estado de ánimo, pues los ritmos estimulan sensorialmente, impulsando la activación del sistema parasimpático, cumpliendo funciones como disminuir los latidos del corazón, cuando se posee taquicardia, síntoma de las personas con ansiedad; asimismo, las canciones son capaces de liberar dopamina, haciéndonos sentir mejor y evocar recuerdos.

PAUSA LAS RESPONSABILIDADES. Se tiene la concepción que, si las responsabilidades no están totalmente resueltas, no merecemos descansar; sin embargo, cuando hay agotamiento emocional, lo ideal es pausar para recargar energías. Es oportuno tomarte un día libre y mitigar el estrés causado por los pendientes; así pues, se recomienda alejarse de las redes y hacer actividades de tu gusto: ver una película, ir a playa, cocinar, disfrutar de las amistades o, simplemente, relajarte en casa.

7 U 8 HORAS DE SUEÑO. Como se mencionó anteriormente, los horarios de sueño suelen distorsionarse cuando hay pensamientos negativos o preocupaciones, lo cual genera falta de concentración, agotamiento físico y emocional; por tanto, ten en cuenta que dormir bien en un periodo de 7 u 8 horas, ayuda a evitar problemas de salud, disminuyendo el estrés. Entonces, si descansas adecuadamente, tendrás un mejor estado de ánimo, claridad y energía, aspectos necesarios para afrontar el día a día.

PRIORIZA TU ALIMENTACIÓN. Los malos hábitos alimenticios desencadenan enfermedades físicas, las cuales se manifiestan poco a poco en tu cuerpo en forma de acidez, pesadez, náuseas, debilidad, entre otros síntomas; lo anterior, genera más preocupaciones y responsabilidades, por ello, es recomendable que lleves una dieta balanceada e hidratarte constantemente. Asimismo, en los momentos donde debas tener mejor rendimiento, no abuses de las bebidas energizantes, porque cuando pase su efecto, te sentirás muy cansado.

close
Suscríbete a nuestra revista y haz parte de la creciente comunidad de Enfoque Lifestyle!

Latest Posts

Para leer

×