domingo, octubre 2, 2022
spot_img

Novedades

“Al final de nuestras vidas solo seremos el resultado de las elecciones que hemos tomado a lo largo de ella”, Jeff Bezos.

Una de las frases que siempre le digo a mi hija, desde que tiene dos años, es: “Tú tienes la decisión, pero piensa bien, ya que siempre viviremos con las consecuencias de estas”. Muchos pueden creer que es algo muy serio para decirle a una niña, pero en mi pensamiento, y puedo estar equivocada, concuerdo con que nosotros, y lo que somos hoy en día, somos el resultado de las cosas que decidimos en algún momento, por más pequeñas que sean. Es importante aclarar, que estoy hablando de las cosas que se pueden escoger, es decir, elecciones que tomamos frente a ciertas situaciones, no de los imprevistos que llegan, los cuales también hacen parte de nuestras vidas; no obstante, me enfoco más en nuestra vida profesional y algunos aspectos personales.

Tómate un momento para pensar, ¿qué te condujo a ser lo que eres hoy? Lo bueno y lo malo. Permíteme darte un ejemplo: hace muchos años, cuando estudiaba en Canadá, tiempo antes del crecimiento de La Revista Enfoque y la explosión de las redes sociales, como clases extracurriculares, decidí escoger materias que tenían que ver con diseño y teoría del color, instruyéndome en estos temas sin saber que, actualmente, serían parte de mi día a día y de lo que yo ofrezco en mi catálogo profesional. Esa decisión, que tomé en aquel momento, benefició lo que hoy soy como profesional. Sin embargo, no todo es de color rosa, también he escogido caminos que me han afectado como profesional, por ejemplo, hace dos años en medio de la pandemia, tuve la oportunidad de inscribirme en un curso del Tecnológico de Monterrey sobre producción de radio, el cual por azares no terminé. Hoy en día me hubiese servido mucho, ya que hace un año estoy liderando el área digital de una empresa radial. Esto, no solo aplica para los estudios que hiciste, sino también para cada trabajo que tuviste o estás. Todo hace parte de tu aprendizaje.

En ocasiones, nos dejamos ganar del miedo o de otros factores que nublan nuestro juicio llevándonos a rutas alejadas al éxito. Si bien nuestra vida se basa en decisiones, nunca tengas miedo. Serena Williams dice: “Tengo la suerte de que sea cual sea el miedo que tengo dentro de mí, mi deseo de ganar siempre es más fuerte”. Si bien creo en la importancia de las decisiones, también en que nuestro destino, por nublado que parezca, llegará si trabajas duro. Por lo tanto, querido lector, trabaja por tu victoria todos los días, tienes la clave, y que las ganas de triunfar siempre sean más grandes que el miedo, te aseguro, alcanzarás tu meta.

Recuerda que Dios es bueno, todo el tiempo.

Latest Posts

Para leer

×