domingo, junio 13, 2021
spot_img

Novedades

ANDREA HERRERA: CONQUISTA ESCENARIOS INTERNACIONALES A TRAVÉS DEL POLE SPORT

En muchos momentos de la vida, las personas pueden llegar a atravesar vivencias felices, difíciles o tristes; a pesar de ello, la capacidad humana siempre tiende a fortalecerse y superar las frustraciones, pues en cada uno está la oportunidad de sacar los puntos positivos. Un ejemplo de esto es Andrea Herrera —@andreaherreraoficial— quien tiene 34 años y a los 24 perdió completamente la visión, a raíz de una enfermedad genética y degenerativa en la retina, llamada retinitis pigmentosa. Por supuesto, el camino de adaptación no fue fácil, pero nunca se ha rendido y continúa luchando, con el objetivo de cumplir sus sueños, ya que cursó Traducción de Idiomas en la Universidad de Antioquia, se preparó como locutora de radio y televisión, es modelo, tiene conocimientos en liderazgo, empoderamiento y derechos de las personas con discapacidad; igualmente, adelanta estudios en actuación moderna para cine, de voz y doblaje.

Actualmente, Andrea es una persona activa, aunque narra que la pasión por los deportes empezó de una manera peculiar, pues durante los años de colegio nunca se interesó en ellos; sin embargo, al terminar el bachillerato, mientras atravesaba la pérdida de visión paulatina, estuvo un año refugiada en la comida y dulces, llevándola a ganar peso, que luego deseaba perder, impulsándola a ejercitarse en una bicicleta de spinning; así, logró el objetivo y cuando ingresó en la universidad inició a practicar natación, ayudándola, además, a reconciliarse con el bastón, ya que lo necesitaba para movilizarse y llegar hasta las clases. Tiempo después, comenzó a practicar pole dance, buscando recuperar aquella parte que creía desaparecida al quedar ciega: su feminidad y sensualidad. En consecuencia, dicha actividad, no solo le permitió ver que esas cualidades no se habían perdido, también la llevó hasta el pole sport, disciplina bastante exigente, donde prima la fuerza, flexibilidad y muchas otras habilidades físicas.

ENFOQUE LIFESTYLE: A LOS 24 AÑOS PERDISTE LA VISTA COMPLETAMENTE, ¿CÓMO FUE EL PROCESO DE ADAPTACIÓN?

ANDREA HERRERA: El trabajo de adaptación ya lo venía haciendo desde que fui perdiendo gradualmente la visión, entonces, fue ajustarme poco a poco; por supuesto, había momentos difíciles emocionalmente al darme cuenta de cómo algo que veía unos meses o años atrás, en ese instante, ya no podía observarlo, era una situación que golpeaba; sin embargo, el mismo proceso u oportunidad de vivir las cosas paulatinamente, me facilitaron irme acoplando. Obviamente, hubo instantes en los que me sentía muy insegura, incómoda, deseosa de ser cualquier persona menos yo, pero, incluso, eso fue ayudándome a fortalecerme.

E.L.: CUÉNTANOS, ¿CÓMO TE PREPARAS PARA LAS COMPETICIONES NACIONALES E INTERNACIONALES?

A.H.: Realmente, cuando entreno para los campeonatos debo destinar mucho tiempo, tanto al pole como al acondicionamiento físico; entonces, generalmente, le dedico de 60 a 90 minutos a hacer ejercicios en el gimnasio; 2 horas, aproximadamente, a practicar pole; 1 hora a flexibilidad de lunes a viernes y también tengo que empezar a trabajar los temas de fluidez corporal, es decir, la parte más artística. Asimismo, prepararme emocionalmente es súper importante, porque estar en competencia es algo muy demandante.

E.L.: ¿QUÉ RECUERDOS ESPECIALES GUARDAS AL PARTICIPAR EN EL CAMPEONATO MUNDIAL DE POLE SPORT?

A.H.: Primero, me sentía súper insegura cuando llegué, al ver tantos atletas reconocidos mundialmente, pensaba: ¿Dios, qué hago aquí?, ¿estaré al nivel de esas personas?, ¿mi presentación será tan significativa? Ahí, me di cuenta que uno siempre va a analizar los avances en el camino de aceptarse a sí mismo; además, esos momentos de dudas no son malos, al contrario, sirven para concientizarse que el trayecto aún no termina. Segundo, al subir al escenario y escuchar la música, respondí las preguntas que me hacía antes, yo disfrutaba estando allí, demostrando mis capacidades y habilidades; también, ser vista, los aplausos, fue mágico, como si se hubiese encendido algo en mí: la seguridad.

E.L.: ¿POR QUÉ CONSIDERAS IMPORTANTE QUE LAS PERSONAS CONOZCAN ESTE DEPORTE?

A.H.: Muchas personas piensan que el pole es solamente lo visto en las películas, es decir, el baile sensual en el tubo, y eso no tiene nada de malo, pero va más allá, pues existe el pole sport —parte deportiva y competitiva—, donde hay atletas entrenando fuertemente para los campeonatos e individuos, quienes trabajan, con el fin de tener un espacio en los olímpicos; asimismo, encontrarán otras modalidades: pole art —puesta teatral—, exotic —prima la sensualidad y utilizan tacones muy altos— ninguno es mejor, ni peor, simplemente son diferentes, lo único necesario es abrir la mente. 

E.L.: GRACIAS A TU CARRERA PROFESIONAL HAS LOGRADO CONOCER DIFERENTES PARTES DEL MUNDO, ¿QUÉ HAS APRENDIDO DE CADA UNO DE ESTOS VIAJES?

A.H.: He conocido quién soy, las cosas que puedo hacer, y lo he logrado compartiendo con otras personas, permitiéndome aprender de ellas; asimismo, saber que mi singularidad, no es algo exclusivo, pues todos somos diferentes y aunque existen momentos donde se hace más notoria, por ejemplo, la falta de visión; también, es evidente que entre un ciudadano colombiano y otro japonés, hay muchos contrastes culturales y demás. Entonces, darme cuenta de eso, me ha ayudado a reconciliarme conmigo, abrir el panorama, ampliar la perspectiva y cambiar mi percepción sobre ciertos aspectos.

Definitivamente, la vida de Andrea ha estado llena de aventuras, desde las competiciones, hasta los viajes a diferentes países como Suecia y Japón; de igual forma, es una mujer quien trabaja, buscando construirse a sí misma, reconociendo que en el camino encontrará muchas oportunidades y la disposición a aceptarlas depende de ella; debido a lo anterior, conserva una mente abierta hacia nuevas experiencias, siempre manteniendo presente el deseo de ayudar a los otros. También, ha participado de varias charlas, en las cuales habla acerca de los derechos y deberes de los individuos con discapacidad, donde brinda su testimonio, recordando, además, que todos deben disfrutar de las mismas posibilidades para satisfacer las necesidades, sin importar las diferencias. Por su fortaleza, resiliencia y amor propio, Andrea Herrera estuvo en la sección ‘Bajo el lente’ de La Revista Enfoque.        

Crédito de fotografías: Eli Mora – Juan Pablo Muñoz.

close
Suscríbete a nuestra revista y haz parte de la creciente comunidad de Enfoque Lifestyle!

Latest Posts

Para leer

× ¡Contáctanos!