jueves, septiembre 16, 2021
spot_img

Novedades

COPAS MENSTRUALES PASO A PASO DE ESTE MÉTODO DE PROTECCIÓN PARA IMPLEMENTARLO EN SU VIDA

Actualmente, hablar de protección femenina a lo largo de la menstruación puede dirigirse a alternativas fuera de lo común, por ejemplo, esponjas, toallas higiénicas reutilizables, pantis absorbentes o copas menstruales; estas últimas, “funcionan como pequeños recipientes que al ser introducidos en la cavidad vaginal, durante el periodo, recogen el flujo”, explica el médico cirujano, especialista en Ginecología y Obstetricia, Yin Medina. En términos generales, dichos artículos se encuentran normalmente diseñados en látex, tienen figura ancha arriba y van encogiéndose al final, hasta terminar en un bastón; sin embargo, los avances en la industria han permitido la aparición de distintas opciones. Debido a lo anterior, “la manera apropiada de escoger la copa menstrual sería tener en cuenta el índice de masa corporal de la persona, es decir, la constitución y también sus hábitos”, declara el experto Medina; igualmente, debe considerar la abundancia en el flujo; extensión del cérvix, si posee alguna alergia o ha tenido parto natural, pues cada especificación le marcará el camino correcto para elegir la más adecuada según su anatomía.

PASO A PASO PARA USAR LA COPA MENSTRUAL

  1. DESINFECTAR. Antes de utilizarla por primera vez, es fundamental desinfectarla empleando agua caliente; para ello, coloque el artefacto en una olla con el líquido hirviendo durante 3 o 5 minutos. Este paso también se recomienda tras finalizar el ciclo menstrual y, si lo desea, previamente a iniciar el próximo.
  2. LAVAR SUS MANOS. Es indiscutible que deberá utilizar los dedos para manipular el producto y su zona íntima; por tanto, antes de hacer todo esto, debe lavar muy bien sus manos con agua y jabón; luego, frótelas de manera exhaustiva, asegurándose de eliminar la mayor cantidad de bacterias.
  3. DOBLAR. Existen varios métodos para hacerlo: ‘C’, es decir, doblar por la mitad, permitiéndole obtener la forma de la letra; ‘V’, en este debe colocar su dedo en el centro y empujar hacia abajo, hasta lograr una diagonal. Finalmente, en rollo, necesitará aplastar el implemento y enrollarlo completamente como un tampón.
  4. RELAJAR LOS MÚSCULOS. Tensionar las paredes vaginales solo causará dificultad y malestar al momento de ingresar la copa, por ello, tome varias respiraciones profundas y obtenga la posición más cómoda: en cuclillas, sentada sobre el sanitario o de pie, mientras alza una pierna. Lo importante es mantener la relajación durante todo el proceso.
  5. COLOCAR. Delicadamente, inserte hasta que esté completamente dentro, ubicándola debajo del cuello uterino. Al toparse en ese punto, libere la presión de los dedos y automáticamente se abrirá. Toque la base para asegurarse que tenga forma circular u ovalada, si hay abolladuras, puede moverla ligeramente.
  6. RETIRAR. No olvide lavar bien sus manos, buscar la postura predilecta y relajar el cuerpo; luego, agarre el bastón inferior, vaya halando poco a poco y ladeé para eliminar el vacío de aire; si nota resistencia, tome la base y ejerza presión sobre ella, esto le facilitará la extracción del artefacto.
  7. VACIAR EL CONTENIDO. Vierta todo el contenido de la copa en el sanitario, y si aún no finaliza el ciclo, debe volverla a poner, pero enjuagando antes, empleando un poco de agua, sin olvidar los orificios de aire; en caso tal de no contar con el líquido, utilice toallas húmedas.
close
Suscríbete a nuestra revista y haz parte de la creciente comunidad de Enfoque Lifestyle!

Latest Posts

Para leer

× ¡Contáctanos!