domingo, mayo 22, 2022
spot_img

Novedades

EL ARTE: UN AÑO COLMADO DE EXPRESIONES ARTÍSTICAS QUE INVADEN EL MUNDO

POR: GIOVANNI DE PICCOLI

Cada vez que termina un año dejamos en el pasado muchos acontecimientos, algunos positivos y otros negativos; cada inicio de año es un comienzo en donde los cambios son inherentes en las diferentes facetas de la vida cotidiana, la cual vivimos en el frenético paso del tiempo, que transcurre velozmente. Llega enero y en un santiamén ya han pasado seis meses, en medio de tantas vicisitudes; algunos tienen la capacidad de adaptarse a las variables que se dan en las vivencias del día a día, otros, por el contrario, piensan que los retos pueden ser atemorizantes y se tardan un poco más en aceptar los cambios; pero, finalmente, pese a estos, se debe seguir adelante.

Lo cierto es que todo es cíclico, viene y va, aparece y desaparece, nada es permanente. En los últimos años, el clima se ha modificado tanto que ningún lugar en el mundo se ha librado de su poder destructivo, pero tampoco de la increíble belleza de las estaciones en los países donde estas se dan. El invierno en Japón, con su temporada de nieve, se convirtió en una postal maravillosa de paisajes blancos; escasas brumas en cielos despejados, denotando praderas de bosques congelados y los cerezos que con la escarcha resplandecen en una belleza que solo la madre naturaleza puede otorgar, a veces, de manera inclemente. Aunque, en ocasiones, no tiene parangón en lo sublime que pueden ser sus manifestaciones, incluso, en los opuestos, del hielo al fuego, pues el volcán Cumbre Vieja, en isla de La Palma, aterrorizó a sus habitantes por más de dos meses, pero es imposible no admirar la belleza del fenómeno de la erupción, los ríos de lava y sonidos de las entrañas de la tierra que dejan un paisaje de rojos intensos, grises y negros, con fulgurantes llamaradas amarillas y naranjas; todo un caleidoscopio vibrante de juegos pirotécnicos naturales que asombran, aun, a todo aquel que los mira en la distancia segura de sus efectos mortales.

Y hablando de pirotecnia, cada día que pasa trae maravillas en el mundo del arte, la arquitectura y el diseño. Si existen disciplinas en donde las metamorfosis saltan a la vista, son estas, y son sus representaciones táctiles y visuales, aquellas que nos dejan con la boca abierta, literalmente. Las despedidas del año 2021 y bienvenidas al 2022 dejaron claro cómo la arquitectura, en sus íconos representativos más importantes, es un motivo de dejar una posición, declaración, mensaje poderoso; se vieron engalanados estos rascacielos de fuegos artificiales multicolores, de alta calidad; luces y efectos de millares de rayos láser con coreografías increíbles, acompañadas de música y otras tecnologías que no escatimaron en costos.

Recomiendo ver los videos del tradicional Fin de Año en Sídney, Australia, en el puerto o la zona de los muelles, donde el puente de la Bahía y el teatro de la Ópera son el palco escénico para este festejo que se transmite a todo el mundo. Imperdonable no ver la celebración en Dubái, la torre más alta del mundo, el Burj Khalifa, con sus 828 metros de altura, un prodigio de la ingeniería y arquitectura, que brilló, literalmente, con luz propia e iluminó todo a su alrededor, en medio de un juego de luces, humo, agua, sonido y una sinfonía de imágenes sobrepuestas en sus fachadas, con un sistema LED utilizado por primera vez en un edificio con tal altura. Un poco más modesta, pero no por ello deja de ser llamativa, es la cuenta regresiva en el Times Square de New York con la famosa bola de luces y casi 2.700 cristales Waterford incrustados, que dio la partida a la Nochevieja y la bienvenida al 2022, en medio de la pandemia COVID-19, cuyo país, Estados Unidos, era el más asediado por la variante ómicron a inicios de año.

¿Qué nos depara el arte en el 2022? En Bogotá, el Museo Abierto, un proyecto que busca rescatar el espacio público de la ciudad con intervenciones artísticas por parte de pintores, escultores y artistas alternativos a un costo de 5.000 millones de pesos, una cifra representativa en nuestro ámbito cultural. En Miami, Estados Unidos, nada menos que el “Art Basel Miami Beach es la feria internacional de arte contemporáneo más completa de Norteamérica con más de 250 galerías de 35 países que exhiben obras de más de 4000 artistas” (Art Basel Miami Beach, s.f.), dentro del marco de la semana del arte en la ciudad del sol. En Italia, la versión 59 de la Bienal de Venecia, un espacio donde el arte, la cultura, arquitectura y el diseño acaparan las miradas del mundo entero. Finalmente, en Barcelona, el XXIII Salón Internacional ESART Galería, el cual es interesante, ya que promueve a los nuevos artistas, aquellos desconocidos que comienzan a forjarse un camino en el arte; por lo tanto, es una ventana de amplia apertura, dando oportunidades a los artistas emergentes.

En el mundo del diseño, la moda, lo gráfico, las tendencias apuntan a lo regional y menos a lo global, pero desde lo particular, proyectarse a lo comunitario; por lo tanto, el retorno a lo ancestral, a las raíces, lo étnico, será tema del discurso creativo. La inclusión ya viene corriendo desde hace unos 15 años; el género, la sexualidad, el feminismo y el mundo no occidental. Otra tendencia es dejar atrás el minimalismo y caer en lo maximalista, complejo, matemático en el arte, saturado, la combinación de técnicas y, sobre todo, la experimentación formal. Personalmente, estoy incursionando en la figura mítica de culturas ancestrales y las transformo en temas más actuales, donde el simbolismo se pierde en la metáfora del cuerpo como medio de expresión en todas las eras pasadas, presentes y por venir.

Comparto a Icarus, aquel que voló con alas de cera hacia el sol y cayó al abismo; yo lo miro como el poder de ir más allá, llegar a lo idílico y forjar un presente, empoderando la luz del conocimiento. Como dijo Seth Godin: “Para crear arte, piensa como un artista. Para conectar, sé humano”.

close
Suscríbete a nuestra revista y haz parte de la creciente comunidad de Enfoque Lifestyle!

Latest Posts

Para leer

×