domingo, octubre 2, 2022
spot_img

Novedades

INTELIGENCIA FINANCIERA: TIPS PARA ADMINISTRAR EL DINERO

El dinero es un activo cambiante en la vida de las personas, dependiendo cómo lo administres; en consecuencia, si estás acostumbrado a no cuidarlo, se puede ir muy rápido; pero, si eres organizado, tu capital será más sólido. Sin embargo, existe un concepto que cerraría la brecha de dichos factores, haciéndolo estable, siempre y cuando consigas implementarlo adecuadamente: inteligencia financiera; en ese sentido, el Banco Finandina brinda la siguiente definición: “Habilidad y capacidad que podemos desarrollar para optimizar y multiplicar nuestros ingresos”; por su lado, la OBS Business School lo explica así: “Parte de nuestro conocimiento que usamos para resolver problemas relacionados con el dinero y tomar decisiones que afectarán a nuestras finanzas”.

Asimismo, la OBS Business School destaca tres objetivos de la inteligencia financiera: controlar los gastos que sean innecesarios, desarrollar estrategias de ahorro y consumo; finalmente, buscar nuevos medios de ingresos, los cuales no impliquen trabajar mayor número de horas; por ejemplo, quien tiene empleo puede comprar un apartamento; luego, ponerlo en alquiler, permitiéndole, mensualmente, recibir dinero adicional al salario, ampliar su patrimonio y obtener una economía más sólida. Así pues, es importante fomentar esta habilidad, facilitándote expandir la conciencia de tus finanzas o, simplemente, adquirir conocimientos en el tema; debido a lo anterior, La Revista Enfoque te brinda algunos tips para que logres aplicarlos en tu vida diaria y conseguir excelentes beneficios.

MENTE DISPUESTA A APRENDER. Al igual que otras disciplinas, la inteligencia financiera requiere un proceso de aprendizaje para entender su aplicabilidad, pues, como las lenguas o deportes, no es una habilidad innata del ser humano; por tanto, resulta necesario tener disposición al adquirir dichos conocimientos. En ese sentido, más allá de sumar o restar ingresos y egresos para saber cuánto debes pagar, la clave está en investigar sobre las distintas formas de administración del dinero y entrenar la mente con saberes que te ayuden a cumplir tus objetivos.

SER CONSCIENTE DEL DINERO. Antes de iniciar la travesía de administrar las finanzas, debes aprender y reconocer los sacrificios requeridos para conseguir el dinero, porque, últimamente, los trámites de créditos son fáciles, incentivando la idea de que obtener capital no es algo complicado; así pues, se vuelve necesario hacer un ejercicio de reflexión, donde resalten los esfuerzos diarios: levantarse temprano, cumplir con horarios de trabajo; si te dedicas a las ventas, lo difícil de buscar clientes; o, por ejemplo, los docentes, quienes, muy seguramente, esfuerzan la voz; entre otros casos.

NO ADQUIRIR NUEVAS DEUDAS Y CREAR UN PLAN DE PAGO. En la actualidad, las entidades financieras ofrecen créditos con requisitos mínimos; igualmente, algunos establecimientos comerciales brindan métodos de financiación. Sin embargo, no es necesario adquirirlos, pues los intereses te van a generar egresos; además, el capital abonado no regresa, haciendo lejana la posibilidad de inversión; en ese sentido, cuando hay deudas antiguas, se debe crear un plan de pago, que consiste en averiguar el estado económico y establecer cuotas que te permitan saldarlas en menor tiempo y costo.

PLAN DE GASTOS Y AHORRO. Se recomienda hacer un plan de los gastos mensuales, donde incluyas fecha, monto y concepto de cada uno de ellos, comparándolos con los ingresos; además, establecer cuánto será el ahorro. Para eso, existen herramientas electrónicas que agilizan el proceso, facilitándote tener mayor organización; por ejemplo, Bankity, permite ver el impacto de la compra en las finanzas personales; Haga Cuentas, ayuda a crear presupuestos con categorías específicas; Mint, posee recordatorios de facturas y consejos, a fin de reducir tasas de interés; Wallet, enfocada en el dinero en efectivo; entre otras.

METAS MENSUALES. En la parte financiera es importante establecer metas para facilitarte tener claro cuánto deseas ganar y cómo lo conseguirás. A pesar de que la recomendación sea más aplicable en los emprendedores, quienes no están en el campo pueden motivarse a diversificar sus ingresos, pues nace la necesidad de cumplir dichos objetivos; en ese sentido, debes decidir invertir, hacer trabajos extras, entre otras posibilidades. El beneficio se verá reflejado con pequeñas adquisiciones mensuales, pero, además, te ayudará a crear una estabilidad a largo plazo.

CUENTAS DE AHORRO PROGRAMADO. Las cuentas de ahorro programado ayudan a los usuarios a establecer metas financieras con un fin específico: ofrecer la oportunidad de organizar la economía, haciendo que el patrimonio individual crezca o cumplir algún objetivo, como el pago de estudios, cuota inicial de una casa o el viaje soñado. Uno de los beneficios es la exención de impuestos, por tanto, no se pagará 4×1000; además, brinda mayor control, alejando las tentaciones de gastarse el dinero, porque no permite retirar en cajeros, sino en sucursales físicas del banco.

EVITAR GASTOS POR IMPULSO. Los gastos impulsivos nacen de actos poco conscientes, que terminan siendo compras innecesarias o fuera del presupuesto; por ejemplo, cuando estás navegando en tu tienda virtual favorita y adquieres el mismo suéter del mes anterior, pero en distinto color. Ese derroche de dinero trae deudas o causa más egresos que ingresos; para evitarlo, puedes hacer una lista de las cosas importantes e ir satisfaciéndolas prioritariamente; deja la tarjeta de crédito para casos de emergencia y no la vincules a aplicaciones como iFood, Rappi, Amazon, Shopee, entre otras.

UNA MIRADA AL MÉTODO KAKEBO. El método fue inventado por la periodista japonesa Hani Motoko, en 1904. El propósito es hacer un libro de cuentas, donde anotes los datos numéricos como ingresos, gastos fijos, ahorro y cantidad que puedes consumir; lo anterior, estará acompañado de objetivos específicos; descripción de cada ítem, para tener mayor conocimiento de ellos; asimismo, se divide en las categorías supervivencia, egresos opcionales, culturales y extras; permitiendo así, trazar metas a corto tiempo, hasta llegar a las de largo plazo con disciplina, esfuerzo y organización.

Latest Posts

Para leer

×