martes, enero 31, 2023
spot_img

Novedades

MILIA: CONOCE TODO ACERCA DE ESTA CONDICIÓN DE LA PIEL Y CÓMO MEJORARLA

Las afecciones cutáneas son ocasionadas por diversos factores, los cuales van desde no adoptar buenas rutinas de limpieza, hasta problemas genéticos, hormonales, entre otros. En ese orden de ideas, la milia es conocida como una formación de quistes muy pequeños, que miden aproximadamente de 1 a 2 milímetros de diámetro y se crean en la última capa de la dermis, cuando la queratina —proteína— queda atrapada en esta, surgiendo, normalmente, en el área de los ojos, nariz, frente y mejillas. A su vez, la apariencia, color blanco o amarillento, suele confundirse con el acné, pero el brote de milia no se encuentra alojado en los poros, ni presenta mayores complicaciones asociadas al enrojecimiento, picazón o dolor; por lo general, tarda en desaparecer y no puede extraerse.

Las causas de dicha afección son diversas, destacando la alta exposición a los rayos UV, brotes, ingesta de algunos medicamentos, incluso, genética. Debido a lo anterior, encontrarás varios tipos de milia: neonatal, surgida en recién nacidos; primaria, presente en niños o adultos, quienes poseen los quistes en párpados, frente, mejillas o genitales; traumática, desarrollada tras quemaduras, erupciones cutáneas, ampollas, luz solar o reacciones ante artículos cosméticos muy espesos; juvenil, hereditaria; en placa, que aparece sobre la mandíbula, en mujeres entre los 40 y 60 años; por último, la eruptiva múltiple, produce picazón y puede verse durante semanas o meses en rostro, brazos o abdomen.  

RECOMENDACIONES PARA TRATAR Y PREVENIR LA MILIA

USAR CREMAS MEDICADAS O ANTIBIÓTICOS. Si deseas eliminar la milia, es importante tener en cuenta que, cualquier procedimiento debe hacerse bajo prescripción médica, especialmente, si se trata de la ingesta de medicamentos; lo mismo ocurre con el uso de retinoides y ácido glicólico.

PROCEDIMIENTOS ESPECIALIZADOS. Hay diversas técnicas para ponerle fin a estos quistes ylas más comunes son las extracciones quirúrgicas, donde se utilizan agujas, con el objetivo de vaciar el contenido del brote. Otras opciones serían la crioterapia y el láser.

LLEVA UNA ADECUADA RUTINA DE SKINCARE. Este paso es fundamental y hacerlo con productos dirigidos a nuestro tipo de piel será mejor; en ese caso,opta por artículos no comedogénicos, sin mucho aceite y que no sean espesos; también, se recomienda exfoliar la dermis regularmente.

EVITA ALGUNOS INGREDIENTES. El abuso de productos a base de esteroides, resultan perjudicial para la piel y es una de las principales causas de esta afección.También, hay otros ingredientes como la lanolina o aceites minerales, los cuales tienden a empeorar la patología.

NO MALTRATARLOS. Muchas personas cometen el error de manipular la milia y esto no es recomendable, porque puede empeorar la condición, a través de sangrados o cicatrices, creando algún tipo de infección. Asimismo, recuerda que, por lo general, desaparecen solos.

Latest Posts

Para leer

×