jueves, septiembre 16, 2021
spot_img

Novedades

VESTUARIOS ICÓNICOS DEL SÉPTIMO ARTE: DISEÑOS QUE HAN DEJADO HUELLA

POR: LORENA JARABA

En mis primeros años como periodista hice parte del equipo de la revista Enfoque Lifestyle, fue aquí donde comencé a cultivar mi amor por la moda y conocer su importancia para expresar ideas, sentimientos y, sobre todo, mi creatividad. Durante ese periodo viví en una constante revelación, porque cuando era niña no entendía muy bien por qué siempre había optado por lucir diferente. Así que, en esa época, aprendí que elegir ropa es un proceso del que me gusta adueñarme y con el que expreso, al igual que todos, mucho de mí. Hoy en día, sigo muy apasionada por el tema y escojo cómo verme, siendo más consciente de lo que quiero decirle a los demás.

Les cuento esto luego de haber visto Cruella —2021—, una apuesta de Disney un tanto distinta en cuanto a estética. No voy a hablarles acerca del filme, en general, pero sí puedo decirles que su estilo fashion punk me recordó lo importante que es el vestuario en el mundo del séptimo arte; tanto así, que muchos diseñadores reconocidos y casas de moda han dejado su huella. Ahora bien, una cosa es lograr tener un excelente atuendo para una película y otra es crear un ícono difícil de olvidar en la mente del espectador, como lo fue para mí el instante en el que vi a Cruella de Vil encima de la limosina con un traje absolutamente fantástico —no diré más para no darles spoilers—. A lo que voy, es que esto despertó en mí emoción por los looks bien pensados y que aportan a la historia que nos quiere contar el director, por eso, se me ocurrió traerles las 5 piezas de vestuarios del cine más importantes para mí.

JAMES BOND: GOLDFINGER 1964—. Yo no sé qué me da cada vez que veo a un hombre con este atuendo. ¡Sencillamente, me fascina el icónico white dinner jacket que lució el actor Sean Connery para esta película! Tan importante se volvió, que el mismo look se lo vimos a Harrison Ford en Indiana Jones and the Temple of Doom —1984—, a Brad Pitt en Inglourious Basterds —2009— y, por supuesto, al James Bond del filme Spectre —2015—, interpretado por Daniel Craig, donde se rindió homenaje a varios atuendos del clásico agente 007.

CHER HOROWITZ: CLUELESS 1995. Todos los outfits de la actriz Alicia Silverstone, en este filme, fueron adorados, pero este ha sido el más icónico y recordado desde siempre. Yo no sé si me gusta más el traje o la combinación con el morral blanco y las medias hasta encima de las rodillas; sin embargo, creo que lo hace único el audaz estampado, el cual, hoy en día, sigue vigente y es usado en las pasarelas.

LEELOO: LE CINQUIÈME ÉLÉMENT 1997. Esta película es un derroche de creatividad en cuanto a vestuario y debo confesarles que me costó mucho elegir uno solo, pero, para mí, este es el más icónico de todos. Parecieran retazos de cinta blanca acomodados; sin embargo, el look completo, que incluye el tono de su cabello, evoca algo fantástico: demuestra esa fragilidad e inestabilidad del quinto elemento. Si no la han visto, tienen que hacerlo, solo el vestuario te dejará sin habla.

THE BRIDE: KILL BILL VOLUMEN 1 —2003—. El tono amarillo con rayas negras verticales a los laterales, en este conjunto, contrasta perfectamente con el rojo intenso de la sangre que solemos ver en las películas de Quentin Tarantino, lo que convirtió el look en un ícono de la cultura. Fue creado por la maravillosa Catherine Marie Thomas y, sin duda, fue ideal para que Uma Thurman luciera como una mujer imponente en la escena donde lucha contra 88 hombres.

DAISY BUCHANAN: THE GREAT GATSBY —2013—. Tantola adaptación de 1974 como esta versión, ganaron Oscar a ‘Mejor diseño de vestuario’ y muy merecido, porque Catherine Martin se fijó en todo para crear esta ambientación sensacional de los años 20 con el apoyo de Miuccia Prada y Rosie Boylan; pero, de todos, me quedo con este outfit, destacando la tiara, los brazaletes y las piedras que caen del abrigo, las cuales complementan este hermoso vestido que crea el look angelical para la actriz Carey Mulligan.

Quiero decirles que hice una lista de aproximadamente 30 atuendos que quería compartirles, pero es demasiada información, así que me tomé el trabajo de ponerme a pensar qué tanto me habían marcado a mí y elegí mis 5 favoritos. Rápidamente, puedo contarles de otros icónicos que no necesitan mucha descripción, porque son conocidos por todos y me gustan mucho, como el vestido blanco de Marilyn Monroe para The Seven Year Itch —1955—, el bikini dorado de metal que lució Carrie Fisher como la princesa Leia en Star Wars: Episode VI – Return of the Jedi —1983— y el traje negro largo con cuello de tortuga y gafas de sol que llevó Keanu Reeves, interpretando a Neo en The Matrix Reloaded —2003—. Para cerrar esta columna, quisiera decirles que el cine es una composición realizada por muchas partes creativas que le dan forma a eso llamado séptimo arte, por eso, les recomiendo verlo desde todos los ángulos posibles para disfrutarlo tanto o más que yo.

close
Suscríbete a nuestra revista y haz parte de la creciente comunidad de Enfoque Lifestyle!

Latest Posts

Para leer

× ¡Contáctanos!